viernes, 14 de marzo de 2008

Por el amor de una mujer

Ayer fue un día de balance. No es que sea contador, ni tuve que hacer un relevamiento de mercaderías , ni nada por el estilo. Fue un balance de vida.

Siempre creí en que lo más lindo en la vida para un hombre, aquello que colmaba todas sus expectativas, eso que lo hacían sentir un ser especial, era el amor de una mujer.

Muchos problemas acarrea el vivir y muchos sinsabores, pero si teníamos el amor de una mujer, todo funcionaba de maravillas. Estábamos con ella y todo era maravilloso, no necesitábamos nada más.

Hoy, ya me falta poco para cumplir los cincuenta, un par de años, y algunos dicen que los años traen sabiduría a los hombres (otros que solo achaques).

Como les decía, ayer me puse a pensar y a sacar conclusiones. Ya no soy tan joven, pero por suerte gozo de buena salud y mi cerebro funciona sin mayores tropiezos.

Creo que cuando pensaba que lo más maravilloso que dios, o la naturaleza o quien sea, había puesto sobre la tierra era el amor de una mujer, cualquier mujer, no estaba muy equivocado. No. Estaba completamente equivocado.

Descubrí un buen libro, la música, charlar con los amigos, el mate, un café con leche y medialunas, las milanesas con ensalada y papas fritas, la cerveza, el sexo sin necesidad de andar enamorandose, ver salir campeón a Boca, el cine, compartir un asado, sacarse las zapatillas luego de haber andado todo el dia, estar al pedo, ver perder a River, tener un blog, poder expresarme a mi antojo, etc ,etc, etc,.

Como les decía , los años traen sabiduría a los hombres.

2 comentarios:

lapa dijo...

equivocados andamos todos, meu amigo.

Salemo dijo...

En este tema es dificil no equivocarse.
Obrigado.
Salemo.