viernes, 22 de agosto de 2008

Un nuevo refugio de la literatura

Para aquellos que querían saber como era yo, les subí una de mis últimas fotos. La corbata es prestada.


Se ha abierto un nuevo espacio en donde algunos y algunas podemos canalizar nuestras pretensiones literarias. Sin demasiadas exigencias ( algunas referidas a la cantidad de palabras a utilizar y en lo posible que se entienda lo escrito), alientan a intentarlo. Por supuesto, con mi característica falta de vergüenza y sin tener la menor idea sobre lo que las palabras ridículo y patético significan he amenazado al responsable del sitio y no tuvo más remedio que publicar un par de relatos surgidos de mi iluminada imaginación. Dicho espacio es "Breves no tan breves", otra idea de Sergio Gaut vel Hartman.Y recuerden que él no soy yo. Y viceversa. Pasen y lean, aparte de los míos, hay otros que valen la pena.


A continuación uno de los engendros (ya que me quemé una de mis dos neuronas en pergeñar el relato, tengo que sacarle provecho y llenar este espacio al que tengo algo descuidado)



El Proceso en el castillo- Miguel Dorelo


El señor K. está desorientado: han pasado dos semanas desde su llegada al pueblo y aún no ha podido ingresar ni ponerse en contacto con los dueños del castillo. Lo han contratado como exterminador de plagas y no ve la hora de cumplir con el contrato y volver a su Praga natal.
En la carta que recibió se le informaba sobre una gran invasión de cucarachas, que habían tomado posesión casi absoluta de la morada. Fueron contratados exterminadores locales, pero ninguno de ellos pudo neutralizar a los insectos, en apariencia muy organizados y conducidos por uno de gran tamaño, que supieron ahuyentar a todo aquel que se cruzó en su camino. Inclusive, no se han vuelto a tener noticias de un par de ellos y se los ha dado por muertos. La policía local no logró explicar lo sucedido a las viudas e hijos de tan desdichados trabajadores.
Pero, el señor K. es muy perseverante; logra por fin ingresar al castillo y luego de varias escaramuzas, ultima al líder de los insectos, quien al morir, y para gran sorpresa del exterminador, se transforma en un ser humano.
Casi de inmediato, ingresa la policía y procede a arrestar al señor Josef K. (tal es su nombre completo). Trasladado a la cárcel, se le inicia un proceso, que será muy comentado por muchas personas, incluidos gran cantidad de críticos literarios, ya que nunca se supo a ciencia cierta la calidad de los cargos contra el humilde exterminador, dificultando de esta manera la defensa del mismo por parte de sus abogados.
En Praga, la viuda de Gregorio Samsa, clama por justicia.
—Mi marido ha sido tratado como un vulgar insecto —dice indignada ante las cámaras de televisión.

2 comentarios:

Fantômas dijo...

Buen blog che! Te invito a darte una vuelta por el mío, creo que te puede llegar a interesar por las cosas que veo que posteás (y de paso si querés intercambiamos enlaces).

Mi blog, principalmente sobre música, lo podés encontrar acá:

Soy del Montón

Y también hace poco inauguré un foro en el que quizá te interese participar:

Soy del Montón Foro

Un abrazo.

Salemo dijo...

Pasé por tu blog a echarle una primera mirada y te digo que coincido en casi toda la música y músicos del sitio.Soy fana de Pink Floyd y veo que a vos te gusta bastante (logo de "El lado oscuro de la luna" + fuente Floydiana, que yo también tengo y uso a veces).Prometo pasr por ahí con más tiempo y no hay problemas con el intercambio de enlaces, aunque vas a tener que soportar a un veterano, ya que por tu perfil, te llevo unos cuantos (muchos años).No sé si viste que tengo otro blog, más dedicado a la música y a los relatos de ciencia ficción: http://picnicenomelas.blogspot.com/Saludos.